Se ruega reserva previa: 955 707 000

Magret, foie gras, micuit y paté

Aunque a menudo estos productos se suelan confundir, en realidad son diferentes. Todos ellos proceden del pato u oca, aunque el paté puede elaborarse también con otros animales. Hoy os damos todas las claves para aprender a distinguirlos.

Foie de hígado de pato con reducción de PX

El magret

El magret es la pechuga de pato embuchado, o lo que es lo mismo: cebado. Esto significa que el animal ha recibido un tipo de alimentación específica. Debido a este factor, la pieza que se obtiene es magra, por eso recibe su nombre, que proviene del francés. Lo ideal es tomarla a la plancha cortada en filetes y cocinada en su propia grasa.

El foie gras

El foie gras no es otra cosa que el hígado de un pato que al igual que en el caso anterior, ha sido embuchado o cebado. Es lo que también conocemos como foie. Se elabora a partir del hígado hipertrofiado de un pato o de una oca. Se suele consumir fresco o pasado por la sartén. Es un manjar capaz de elevar cualquier plato a la alta cocina. Sólo o acompañado, pocos son capaces de resistirse a los encantos de esta exquisitez.

El micuit

El micuit es también el hígado graso de pato, pero en este caso semicocido. Al pasar por un proceso de cocción, conserva gran parte de su grasa y de sus propiedades. Se suele servir tal cual llega a nuestras manos, cortado en filetes y con tostas a modo de acompañamiento.

El paté

El paté es un sucedáneo en algunas ocasiones del foie. Decimos en algunas ocasiones porque muchos ni siquiera contienen hígado de pato u oca. Es una crema que se suele untar y que a día de hoy existen tantas variantes que hay incluso patés veganos. Es mucho más asequible que los anteriores, pero también es cierto que es el más diferente y diverso de todos ellos. Cualquier crema que elaboremos con una textura adecuada para untarse, puede denominarse paté.

¿Qué os ha parecido este artículo? ¿Conocíais las diferencias? #LoEstamosConsiguiendo #cuídate #cuídanos